GravillaNovedades

Por pantalones

Las azafatas de la Fórmula 1 dejan la parrilla

 

 

 

Las azafatas de la Fórmula1 dejan la parrilla.

La Fórmula 1 se va a quedar sin faldas. Sean Bratches, que tiene apellido de colonia para hombres, ha anunciado que las walkirias del asfalto son cosa del pasado. El director comercial del gran circo sobre ruedas quiere adaptar el gran espectáculo a estos tiempos del piropo light con riesgo de querella. Y aunque siempre me ha dado igual que las ninfas paragüeras posaran junto a los pilotos para protegerlos del sol o la lluvia, me da por pensar que a algunas de ellas les va a hacer poca gracia, con lo mal que se ha puesto esto de llegar a fin de mes. El reguero reformista se irá trasladando a eventos como el baloncesto, haciendo parada primero en Moto GP; llegará al balonmano y chocará de bruces con los premios de belleza. Estos últimos siempre me han dado un poco de vergüenza ajena, que es aquella que provoca un tercero y la siente uno en carne propia.

En fin, a una ciudad del sur de España llegan noticias sobre ninfas y banderas a cuadros. La Fórmula 1 se pone al día. Y, aunque me cae muy bien y le deseo todo el trabajo del mundo, espero que no pongan a sujetar la sombrilla al bueno de Manolo el del Bombo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar